Según una investigación, los grupos de bacterias influyen en la salud intestinal

Las especies microbianas intestinales trabajan en equipos para realizar diferentes funciones. Por lo tanto, según el estudio que está detrás de este caso, es de vital importancia cultivar ciertos grupos de bacterias, llegando a ser incluso más importantes que las especies individuales.

 

La investigación se ha centrado principalmente en los efectos sobre la salud de especies microbianas individuales. Asimismo, otro estudio ha revelado que el trabajo en equipo microbiano es mucho más importante que una sola especie trabajando sola.

 

El investigador del estudio Mario Falchi, senior Profesor de Bioinformática en el King’s College de Londres (Reino Unido), ha declarado que la comunidad microbiana intestinal se ha relacionado con muchas enfermedades, desde metabólicas hasta neurológicas. “Afortunadamente, podemos manipular nuestra composición microbiana intestinal a través de la dieta, el estilo de vida, tomando prebióticos y probióticos, e incluso a través de trasplantes fecales”, ha apostillado el profesor.

 

Estudio en gemelos

 

Por otra parte, Falchi ha comentado que según los datos obtenidos por la investigación “los tratamientos futuros para mejorar la salud humana deberían centrarse en los grupos microbianos y sus funciones, en lugar de especies microbianas individuales”.

 

Este nuevo estudio analizó a mil gemelos del registro de gemelos adultos más grande del Reino Unido. Compararon cómo las personas difieren en sus especies microbianas intestinales y en términos de las funciones realizadas por los equipos bacterianos.

 

El equipo de estudio estaba compuesto por investigadores del Departamento de Investigación Gemela y Epidemiología Genética del King’s College de Londres, en el Reino Unido. También colaboraron Human Longevity Inc, San Diego; Metabolon Inc., Morrisville; y el Cluster of Precision Immunology, de Estados Unidos.

 

Resultados

 

La investigación llegó a la conclusión de que los sujetos participantes compartían solo el 43% de las especies microbianas intestinales. Sin embargo, el 82% de las funciones microbianas eran exactamente las mismas, ya que diferentes microbios pueden realizar funciones similares.

 

Más adelante, midieron cientos de moléculas en el intestino y en el torrente sanguíneo, representativas del metabolismo microbiano y humano. También se verificó si su abundancia estaba vinculada con la presencia de especies microbianas particulares, teniendo en cuenta las funciones microbianas realizadas por los equipos de bacterias.

 

Una vez realizadas las mediciones, se descubrió que las funciones microbianas eran más importantes que los microbios individuales. Estas mostraron un mayor número de asociaciones con la composición molecular de los entornos intestinales y sanguíneos.

 

Declaraciones

 

“Descubrimos que tanto las especies intestinales como las funciones microbianas interactúan con casi todas las moléculas medidas en el intestino” aclaró Falchi, no sin antes matizar que no resulta sorprendente, “ya que es donde viven”.

 

Además, quiso subrayar que lo realmente “interesante” en el estudio fue conocer que casi la mitad de las moléculas medidas en sangre mostraron una asociación con los microbios intestinales. “Mostraron una relación con las funciones microbianas realizadas por equipos microbianos que muestran ocho veces más asociaciones que las especies individuales”, añadió el profesor.

 

Cabe añadir que los microbios intestinales están “fuertemente vinculados a nuestra salud”. De hecho, el equipo de Falchi estima que el 93% de este diálogo involucra funciones microbianas, haciendo referencia al “diálogo extenso entre el ambiente intestinal y nuestra sangre”.

 

Referencias

 

Visconti A, Le Roy CI, Rosa F, et al. Interplay between the human gut microbiome and host metabolism. Nat Commun. 2019;10(1):4505. Published 2019 Oct 3. doi:10.1038/s41467-019-12476-z