Gana la lucha de la piel grasa con una rutina completa

Realizar una rutina de cuidado de la piel grasa perfecta puede ser una tarea ardua y muy complicada si no se conocen los cosméticos ni los ingredientes que pueden ser beneficiosas para esta clase de piel.

Aunque en muchas ocasiones las personas seamos reacias al uso de aceites en las pieles grasas, algunos aceites faciales como el árbol de té o la lavanda cuentan con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y calmantes que ayudan a aliviar la tez grasa.

Pero hay una gran cantidad de etiquetas de matificación, limpieza y purificación que prometen aclarar su cutis, entonces, ¿por dónde comenzar?

Qué es la piel grasa

 

Desafortunadamente, el tipo de piel es un factor genético y algunas pieles tienden a ser naturalmente más grasas, mientras que otras son propensas a la sequedad.

El sebo producido en la cara puede causar un aspecto graso y brillante en la piel. Además, las reacciones con los rayos UV, la contaminación y ciertos cosméticos pueden provocar poros bloqueados y exacerbar aún más la piel de aspecto graso.

La limpieza dura, la mala calidad del sueño y ciertos aspectos de la dieta se han relacionado a menudo con una piel excesivamente grasa.

En caso de factores genéticos adoptar una rutina de cuidado de la piel grasa no es algo que se pueda hacer, sino algo que se debe comenzar ahora mismo, pero antes de nada hay dos factores importantes a tener en cuenta que pueden ayudar a aliviar los problemas de piel grasa:

Evita el estrés

 

El primer paso para mejorar la piel es asegurarse de encontrar tiempo para relajarse, hacer ejercicio e incluso meditar para apoyar la piel. El estrés hace que las hormonas se desequilibren, lo que puede afectar la salud de la piel.

Opta por una dieta sana

 

Dos litros de agua + alimentos a base de plantas + dejar el azúcar = buena piel. No es exactamente revolucionario, pero los alimentos que ingerimos y bebemos tienen un papel fundamental en la salud de la piel.

Se ha demostrado que comer una dieta alta en antioxidantes y baja en productos animales reduce la inflamación y la producción de sebo.

Al reducir la ingesta de azúcares simples y comer niveles más altos de productos a base de plantas, podría reducir la grasa de la piel.

 

Además, una dieta más alcalina con muchas verduras también puede ayudar a equilibrar los niveles hormonales, así como a proporcionar nutrientes esenciales a la piel.

Tu rutina matutina de cuidado de la piel grasa

 

La crema hidratante es posiblemente uno de los productos más importantes para una buena piel, pero es solo una parte de la imagen. Una tez limpia comienza con una limpieza.

 

  1. Utiliza un limpiador suave o jabón para limpiar la cara con agua tibia y abrir de este modo los poros.

 

  1. Antes de buscar productos hidratantes utiliza un hidrolato de menta, árbol del té o lavanda que ayude a regular el pH de la piel.

 

  1. Suavemente aplica una crema hidratante ligera: esto nutre la piel y ayuda a protegerla de la producción de exceso de grasa. A la hora de seleccionar una crema óptima evita aquellos con siliconas y aceites minerales. Decantarse por cremas que cuentan aceites vegetales como el árbol del té en su composición ayudarán a mejorar el aspecto de la piel.

 

  1. Si vas a salir a la calle no olvides aplicarte una crema solar con filtros minerales. Evitan que se obstruyan los poros y ayudan a mantener la piel protegida de los daños que pueden causar los rayos UVA y UVB.