Un suplemento probiótico de cepas múltiples muestra potencial para ayudar a controlar el síndrome del intestino irritable.

El consumo diario de un producto probiótico de cepas múltiples (Bio-Kult) podría mejorar los síntomas de las personas que sufren síndrome del intestino irritable con un patrón predominante de diarrea (SII-D), según los datos de un ensayo doble-ciego en el que participaron 400 adultos.

La severidad del dolor abdominal se redujo en casi un 70% en los sujetos que recibieron el probiótico en comparación con un 50% en el grupo placebo, según informaron los científicos de la Universidad de Medicina Bangabandhu Sheikh Mujib (Bangladesh, India) en la revista científica BMC Gastroenterology.

Además, la proporción de personas del grupo probiótico que calificó la intensidad de sus síntomas como moderado-severo se redujo del 100% al inicio del estudio al 14% después de 5 meses, en comparación con una reducción del 48% en el grupo placebo.

Los investigadores escribieron: “en este amplio ensayo controlado se utilizaron instrumentos bien validados para evaluar la severidad de los síntomas (SII-SSS) y la Calidad de Vida (SII-QoL) en pacientes con SII-D. Descubrimos que el probiótico de cepas múltiples Bio-Kult (14 diferentes cepas bacterianas, 8 mil millones de unidades formadoras de colonias al día) era seguro y superior al placebo en la mejora de los síntomas gastrointestinales durante un periodo de 4 meses en pacientes con SII-D”.

“Por otra parte, la mejora de los síntomas era paralela a los beneficios estadísticamente significativos en todas las medidas de Calidad de Vida (QoL, acrónimo de Quality of Life). Es importante destacar que los resultados en principio solo son aplicables al probiótico de cepas múltiples administrado (y evaluado) y no debería generalizarse a otros probióticos o subtipos de los pacientes con SII”.

 

Detalles del estudio

Los científicos de Bangladesh asignaron de forma aleatoria a 400 participantes con síndrome del intestino irritable con un patrón predominante de diarrea (SII-D) con síntomas moderados-severos para que recibieran el suplemento probiótico o placebo durante 4 meses.

Los datos demostraron que los participantes del grupo probiótico experimentaron mejoras significativas en la severidad del dolor abdominal en comparación con el grupo de placebo.

Las mejoras también se observaron en el número de movimientos intestinales después de dos meses de suplementación con probióticos en comparación con el placebo.

Además, los investigadores descubrieron que el probiótico estaba relacionado con las mejoras de todas las dimensiones de calidad de vida en el cuestionario de 34 artículos Calidad de Vida-SII (SII-QoL).

Los investigadores escribieron: “el probiótico de cepas múltiples estaba relacionado con una mejora significativa de los síntomas en pacientes con SII-D y fue bien tolerado”.

 

Limitaciones de conocimiento

Sobre el mecanismo potencial, los autores escribieron: “No se puede negar que la microbiota intestinal tiene efectos directos e indirectos sobre el sistema inmune y la inflamación. Las evidencias actuales sugieren que los pacientes con SII tienen una mayor celularidad de la mucosa y otros síntomas del aumento de la actividad inflamatoria que podrían contribuir en el desarrollo del SII”.

“En este estudio no se midieron los marcadores de inflamación, sin embargo, los estudios futuros podrían beneficiarse del control de la inflamación para explorar el impacto de los probióticos en los marcadores de inflamación local y sistémico. En general, y a pesar del creciente interés en el campo, nuestro conocimiento del rol de la microbiota intestinal en el intestino funcional y el SII es limitado”.

“Los resultados del ensayo actual proporcionan una visión de los beneficios que podrían obtenerse con el uso de un probiótico de cepas múltiples, pero el estudio no se diseño para ayudar a aclarar los mecanismos fisiológicos que sustentan las mejoras clínicas observadas”. 

 

Referencias

Ishaque SM, Khosruzzaman SM, Ahmed DS, Sah MP. A randomized placebo-controlled clinical trial of a multi-strain probiotic formulation (Bio-Kult®) in the management of diarrhea-predominant irritable bowel syndrome. BMC Gastroenterol. 2018 May 25;18(1):71.